Atlético Bell de Bell Ville y 9 de Julio de Morteros no aflojan. Banda Norte de Río Cuarto tampoco cede ni un cachito. Y Unión Central de Villa María volvió a festejar después de cuatro fechas. Con esos sellos impresos y el monopolio de los visitantes, que ganaron todos los juegos de la fecha por primera vez en la temporada, este viernes se disputó la sexta jornada de la segunda fase de la Liga Cordobesa Crelech.

Por la Zona Impar, el invicto Atlético Bell de Bell Ville volvió a mostrar todas sus credenciales de candidato a la corona, al derrotar de manera categórica a CARIB de Tancacha 97-45 como visitante.

El equipo del Sudeste alcanzó su 11ª victoria en cadena y, pese a los notables números de este viernes, no logró ni la diferencia más amplia ni recibió la menor anotación de la temporada: antes había superado a Centenario de La Puerta por 61 de brecha (121-60) y había recibido 43 unidades precisamente contra CARIB en la apertura de la segunda fase (43-83).

En tanto, el dueño de casa sumó su sexta derrota consecutiva y aún no conoce el triunfo en la segunda fase: de hecho, no gana desde el 15 de diciembre del año pasado.

Los del Sudeste tuvieron a siete jugadores con al menos 10 puntos. Diego Rossatti fue el goleador, con 19, seguido por Tiziano Borioni, con 18. Lucas Barroso convirtió 14 unidades y Lucas Machuca terminó el juego con 13 puntos y 9 asistencias.

Además, Nicolás Bonanno aportó 12 unidades y Fernando Falistocco terminó con 11 tantos y 8 recobres. Por último, Mauro Moro consiguió 10 puntos.

En el local, sólo Santiago Ortega consiguió doble dígito en puntos: anotó 11 y bajó 7 rebotes.

Por la misma zona, y con una diferencia plasmada en la segunda mitad (ganó esos 20 minutos por un claro 41-26), Banda Norte de Río Cuarto superó como visitante a El Tala de San Francisco 73-58 y mantuvo su sólido andar, ya que acumula nueve triunfos en 11 partidos, con un porcentaje de victorias que sólo es superado por los dos invictos. Para los de San Francisco, por su parte, fue la segunda derrota consecutiva como locales.

En el ganador, Federico Ferrero anotó 18 puntos y bajó 8 rebotes, seguido por Franco Barjacoba, con 16 unidades, 5 recobres y 5 asistencias, y Guilermo Giuliodori, con 16 tantos. Por su parte, Leandro Barlasina anotó 12 puntos y bajó 8 rebotes.

En el local, Guido Falasconi convirtió 17 puntos y fue escoltado por Pablo Godino y Alejo Andrés, con 12 unidades cada uno.
Por la Zona Par, 9 de Julio Morteros no dejó dudas en la segunda mitad y superó como visitante a Lawn Tennis de Cruz del Eje 90-66 por lo que hilvanó su 11ª victoria consecutiva.

Para el Nueve fue su tercer partido en cadena en los que anotó al menos 90 puntos y logró una diferencia superior a los 20 tantos sobre su rival.

Tomás Acosta fue el máximo anotador del vencedor, con 22, muy bien acompañado por Rodrigo Álvarez, con 21 unidades y 6 rebotes, y Oscar Cabrera, con 20 y 4 en esos mismos rubros. Además, Leandro Conti llegó desde el banco con 15 tantos, 6 recobres y 5 pases gol, mientras que Julián Garate fue titular y sumó 7 unidades y 15 rebotes.

En el local, Jonathan Vankeirsbilck convirtió 26 puntos (10/15 de campo y 5/8 libres), escoltado por su Mariano Oliszinsky, con 15 y 7 rebotes, y Joaquín Vankeirsbilck, con 13 y 5 asistencias. De manera curiosa, ninguno de los suplentes aportó puntos.

Por la misma zona, Unión Central de Villa María consiguió una festejada victoria, al derrotar a Centro Recreativo de Hernando 86-78.

Este juego terminó pasada la medianoche, ya que un corte de energía eléctrica generó una larga espera durante el transcurso del partido.

El equipo villamariense volvió al triunfo en un momento clave: dejó atrás una seguidilla de tres derrotas consecutivas y superó a un rival directo en la lucha por meterse a los playoffs de cuartos de final.

Para el local fue el segundo tropiezo al hilo, ya que venía de perder el pasado domingo con 9 de Julio de Morteros.

Alejandro Cichy fue el máximo anotador de la visita, con 19 unidades, escoltado por Luis Pérez, con 18 y 14 rebotes. Desde el banco, Juan José Serenelli aportó 15 tantos y 6 recobres, en tanto que Federico Bonetto, que fue titular, terminó con 11 puntos.

Jorge Chahab y Julián Gatti concentraron la ofensiva del dueño de casa: el primero terminó con 28 unidades (8/26 de campo) y 12 rebotes, en tanto que Gatti aportó 24 y 8 en esos mismos ítems.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram