José “Titino” Barrionuevo, presidente de River Plate, aseguró en la mañana de hoy a VILLA MARIA NOTICIAS (Diario Deportivo Digital) que en Villa María y la región “ya podría volver a jugarse al fútbol de manera oficial”, aún en medio de esta emergencia sanitaria.

“Cualquiera podría pensar que soy un irresponsable y no es así ya hace más de un mes que no se registran casos. Y todo esto que está sucediendo por momentos me suena a una exageración. No todos los que se contagian mueren y lo que digo está respaldado por las estadísticas. No hay jóvenes ni niños entre las víctimas. El Gobierno (Nacional) seguramente aprovechará todo el invierno, está ganando tiempo y recién después de la primavera podríamos volver a tener fútbol por aquí. Eso es lo que creo, que obviamente no es lo que yo, ni muchos quieren. Estimo que ya pasó un tiempo prudencial y estamos en condiciones de volver a las canchas, aunque la realidad muestre que ni siquiera hemos retornado a las reuniones”.

¿Qué estoy haciendo por estas horas, en la mañana de este sábado bien frío? En el club, tratando de ordenar la ropa de los chicos, separando la que hay que lavar, la que necesita alguna costura. No es mucho lo que hay, apenas si cuatro o cinco pelotas y ni siquiera el spray. Esta es la realidad de River Plate y de algunos clubes más. Siempre que pedí ayuda en el Ente de Deportes y Turismo de la Municipalidad de Villa María (Marcos Bovo y Fernando Badrán) me la brindaron, ya sea con alguna ayuda económica, bolsas de cal, cemento o alguna maquinaria para cortar el pasto y algunas otras ayudas. La realidad hoy indica que los clubes necesitan mucho de los distintos Estados (local, provincial y Nacional) porque de lo contrario la situación es insostenible. Está muy claro que aquí no se gana dinero y en nuestro caso tampoco hay triunfos consagratorios y muchos menos títulos. Se trata de una acción de contención social que el Estado lo sabe perfectamente y no puede ni debe mirar hacia otro lado.

Los clubes necesitamos soluciones prácticas como por ejemplo un programa viable de ayuda que nos permita saber que todos los meses podemos disponer de una cifra para pagar la energía eléctrica o afrontar otros gastos. Son decisiones que corresponden a una política de Estado que tiene que ver de arriba, desde lo más alto del Gobierno en la Argentina, porque entiendo que la realidad de los municipios también debe ser compleja. El Gobierno Nacional está tratando de ganar tiempo en todo, que pase el invierno y después la explicación será que no hay recursos porque todo el dinero se lo llevó la emergencia social por el COVID-19”.

Por último considero que “ni bien podamos disponer de la posibilidad de reunirnos entre los dirigentes tenemos dos temas de los que ocuparnos: el regreso de la actividad, que es prioritario, y después ordenarnos con las cuestiones internas, como la funcionalidad y la asamblea”.

Print Friendly, PDF & Email
instagram

Facebooktwitter