Darío Eduardo Ranco sorprendió en la tarde – noche del jueves al asegurar que si los dirigentes de los clubes lo apoyan será candidato a presidir la Liga Villamariense de Fútbol en el próximo período.

El experimentado dirigente, hoy subsecretario de Cooperativas y Mutuales del Gobierno de la Provincia de Córdoba, efectuó estas declaraciones al programa “Tiempo de Deportes”, que se emite por FM Sport de Villa María (91.5).

“A mí nadie me va a jubilar como dirigente. ¿La presidencia de la Liga? Si los clubes lo deciden, seré candidato”, enfatizó Ranco en una extensa nota con los periodistas Miguel Angel Juan, Diego Godoy y Alberto Arce.

Señaló que el presente lo encuentra con las mismas ganas que tenía cuando a los 42 años asumió la presidencia de la LVF en 1998, “pero ahora con mucha más experiencia por el camino recorrido”.

“El fútbol necesita un nuevo proyecto, superador, es posible que por aquí no tengamos fútbol hasta dentro de algún tiempo. Entonces hay que sentarse a debatir ideas (con todos los protocolos que sean necesarios y el distanciamiento social que la emergencia sanitaria aconseja). No podemos dejar que esta pandemia nos inmovilice. Hay mucho por hacer, puertas por golpear, gestiones por realizar. Vaya a saber cuando vuelven los encuentros, los entrenamientos, pero hay que aprovechar este tiempo”, enfatizó Ranco, bajo cuya gestión entre 1998-2000 la Liga Villamariense de Fútbol logró adquirir la sede de 25 de Mayo y Tucumán luego de deambular durante más de ocho décadas por distintos inmuebles de la ciudad.

Luego de ello presidió durante casi 13 años la Federación Cordobesa de Fútbol y fue vocal del Consejo Federal del Fútbol, nombrado por el presidente de la AFA, Julio Humberto Grondona.

Pocos días después del fallecimiento de Grondona, Ranco renunció a su cargo en la AFA y también decidió alejarse de la Federación, dejándole a la institución una nueva sede en calle Duarte Quiros 911 en la Capital provincial, un salón en calle 9 de Julio y un terreno en barrio Pueyrredón, enriqueciendo notablemente el patrimonio de la FCF. Bajo su mandato en la FCF se organizaron varias ediciones de torneos provinciales de todas las categorías en el predio de la Unidad Turística de Embalse.

 

UN REPASO POR SU BIOGRAFIA

 

Nacido el 7 de octubre de 1956.

Durante más de trece años presidió la Federación Cordobesa de Fútbol. Asumió el 18 de mayo de 2001 y decidió alejarse el 31 de agosto de 2014. Bajo su gestión la Federación organizó torneos provinciales en todas las categorías, la mayoría de ellos en la Unidad Turística de Embalse. Cuando presentó su renuncia indeclinable la institución había, por lo menos, quintuplicado su patrimonio.

Fue presidente de la Liga Villamariense de Fútbol, donde asumió el 5 de mayo del 98 y se fue el 5 de mayo del 2000. Dos años exactos. Durante su gestión los campeones anuales fueron Alem de Villa Nueva y Sportivo Playosa.

En ese lapso gestionó la compra de la actual sede de la LVF sin que los clubes hayan tenido que realizar aporte económico alguno para esa adquisición. La casa costó 132 mil pesos de aquella época. Lo único que abonaron los 14 clubes que estaban afiliados fueron diez cuotas 45 pesos cada uno para la escritura. La escritura se realizó en la Escribanía Spila, el 19 de febrero de 2000.

En el Club Atlético Hipólito Yrigoyen de Tío Pujio asomó a fines de 1991 como integrante de la subcomisión de fútbol. La presidencia del club estaba a cargo de Oscar Abrate y en el 95 pasó a ser delegado del club ante la Liga. Su pujanza y entusiasmo contagió a sus pares e Yrigoyen jugó el torneo Regional.

Julio Grondona, amigo personal, lo llevó a la AFA nombrándolo vocal en el Consejo Federal. Allí permaneció durante nueve años, presentando su renuncia tras el fallecimiento de Grondona el 30 de julio de 2014.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram