La iniciativa contó con el aval de nueve de los diez concejales presentes, ya que a los votos del oficialismo se sumaron los de Bruno y Polack; solo se opuso Machicado

viernes, 20 de septiembre de 2019 · 09:00

El Concejo Deliberante aprobó por mayoría la primera lectura del canje de la Plaza Ocampo. Con la ausencia de la UCR, el único voto en disidencia fue el de la edil del Frente Cívico Gisele Machicado, quien ya había adelantado su oposición en la Comisión de Acuerdos del día anterior. Sus pares de bancada Karina Bruno y Delfin Polack se sumaron al aval que le otorgó el oficialismo al proyecto enviado por el intendente Martín Gill al Concejo, proponiendo la construcción de una ciudad deportiva a cambio de la canchita de ejercicios físicos ubicada en San Juan y Sabattini.

El presidente del bloque Villa María para la Victoria, Carlos De Falco, detalló las especificaciones técnicas del proyecto, y recordó que por estas instalaciones que se erigirán en un predio de 5,63 hectáreas ubicado sobre la ruta 9 y van a ser entregadas en donación perpetua para el municipio, se dará a cambio la Plaza Manuel Anselmo Ocampo con cargo de la realización de una obra que, a su juicio, “hace a un desarrollo armónico de la ciudad”. En ese sentido, enumeró las construcciones planificadas para el espacio que hoy ocupa la Placita, donde se resguardarán los pórticos de ingreso.

Para Machicado, la Placita es un bien de todos, inenajenable

“La ciudad no pierde nada, al contrario, gana. Gana un espacio para la práctica deportiva y al aire libre, y con la pileta cubierta municipal habrá un espacio para que los niños de sectores vulnerables vayan a nadar. También gana en crecimiento, ya que el desarrollo inmobiliario generará mano de obra”, apuntó. Además, señaló que cuando el proyecto esté concretado creará muchos puestos de trabajo, por otra parte, consideró que será un polo de atracción para la región.

“El estadio nos va a permitir traer eventos de otras características que permitirán ingresos importantes a la ciudad”, afirmó De Falco, y aclaró que “esta oferta es a riesgo empresario, no implica para el municipio ningún gasto de ninguna naturaleza, porque son a cargo del oferente”.

Recordó que el proyecto para la construcción del Salón de los Deportes tuvo un tratamiento similar y dijo que con esta obra se dotará de la infraestructura deportiva que le faltaba a Villa María.

“Este proyecto viene a completar el círculo para que la ciudad crezca cada día más, que tenga de todo y de la que sintamos orgullo”, remarcó.

Karina Bruno adelantó que, aumiendo la posición que adoptó su espacio político, iba a acompañar la primera lectura. Para fundamentar su voto, leyó el documento que el PRO hizo público en El Diario.

“Debemos discutir qué ciudad queremos para adelante y que las consecuencias de lo que hagamos sean beneficios para los vecinos, debemos atender el progreso”, afirmó.

 

Un día histórico

“Este es un día histórico, porque estamos dando inicio a un proceso que los villamarienses vamos a recordar para siempre, ya que vamos a entregar una plaza, un espacio que desde niños se nos enseña que no se puede entregar ni vender”, dijo Machicado al tomar la palabra.

“Parece que este Concejo Deliberante no va a cumplir las normas de la Constitución Nacional, del Código Civil, de la Carta Orgánica. Voy a sostener la postura histórica del Frente Cívico que ha sido la protección del patrimonio público y cultural y que fue el que suspendió la entrega de la Plaza en 2011”, señaló, al fundamentar su voto.

“Es necesario acompañar proyectos para el crecimiento de la ciudad y el desarrollo deportivo, he acompañado el 99% de los proyectos, pero no los que van en desmedro de los bienes que son de patrimonio público. La ciudad puede tener infraestructura deportiva sin despojarse de espacios de tanto valor, menos de la Plaza Ocampo, que marca la cruz del sur en el mapa de la ciudad, y que fue donada con el cargo de que se asiente allí un espacio público. La plaza, los pórticos y la tribuna son patrimonio histórico y deberíamos protegerlos”, consideró la edil del Frente Cívico.

Mencionó los intentos de entrega que tuvo la Plaza, para el Ferrocarril Andino, con el fin de construir un desarrollo edilicio, y para un establecimiento educativo, y aseguró que fueron negados “por el valor que tenía este bien”.

“Oponerse a este proyecto no es la salida más fácil, ni es una cuestión partidaria, acá se está anteponiendo la legalidad, las convicciones, los principios y sujetarse al orden jurídico”, enfatizó.

“Este ha sido un proceso exprés, el proyecto ingresó la semana pasada y el pliego entró este martes, no hubo un tratamiento integral en la Comisión de Acuerdo, no hay informes de factibilidad, de impacto ambiental, no hay tasación, no sabemos si el desarrollo va a ser viable por los servicios públicos, si se va a abrir la calle La Rioja, no se expidió Patrimonio Histórico, no se escuchó a los colegios profesionales e instituciones, me parece que era importante escucharlos antes de la primera lectura”, manifestó.

“Otro tema a analizar es cómo llevamos el transporte urbano hasta allá si no es ejido municipal, quién va a tener el poder de policía, quién lo va a habilitar y con qué normas se va a regir si está bajo la órbita de Tío Pujio”, subrayó, y consideró que antes tendría que haberse extendido el ejido municipal.

“No se escuchó al Consejo Asesor Municipal, no se pensó en el impacto que pueda traer al comercio y que el centro quede muerto, un desarrollo de esta magnitud tiene que conversarse con todos los sectores”, apuntó.

“Con esta entrega estamos tirando por la borda la historia, la cultura y los bienes que nos pertenecen a todos los villamarienses. Las plazas son inenajenables, con este criterio mañana vamos a entregar la plaza Centenario”, ironizó.

“Además, no se ha desafectado la plaza del dominio público, porque se utiliza la desafectación de 2011 que ya no está en vigencia debido a que el proyecto de Teximco cayó”, subrayó.

En tanto, Polack dijo que decidió acompañar la primera lectura para abrir el debate, lo que permitirá escuchar las opiniones y analizar las posiciones que puedan plantearse. Finalmente pidió que la audiencia pública, al ser una instancia de participación, tenga amplia difusión, que se respeten los plazos de la COM y que se dé un tratamiento amplio al proyecto.

 

“No fue un tratamiento exprés”

“Efectivamente fue un día histórico, porque es un proyecto sumamente importante”, expresó el presidente de la bancada oficialista, Carlos De Falco, ya fuera del recinto.

“Quiero hacer algunas aclaraciones de cosas que no son ciertas, la concejala que votó en contra tuvo fundamentos que me parece que no son exactos”, dijo en referencia a Machicado.

“En primer lugar entregamos un inmueble, no una plaza, más allá de que el TSJ dijo que tenemos la facultad de hacerlo. Una plaza es un lugar público donde puede entrar cualquiera, y ésta está cerrada; tiene que tener espacios verdes, bancos, que no tiene. Además no forma parte del dominio público, ha pasado al dominio privado por una ordenanza de 2011, que no fue específicamente para el proyecto de Teximco, por lo que está vigente”, remarcó.

“Tampoco hubo un tratamiento exprés, hace más de un año que se habla de este proyecto, el intendente vino la semana pasada a explicárselo a los concejales”, agregó.

“En cuanto a las consultas que reclama, lo que hicimos es habilitar el proceso, todas las consultas se hacen después de   la primera lectura y se hacen los cambios que son necesarios. Por lo tanto, no es un proyecto exprés, falta un camino a recorrer”, señaló.

“Además el intendente hizo tres reuniones con AERCA y Acovim, hay una planificación de ciudad para crear un corredor gastronómico que vaya desde la Placita hasta el Salón de los Deportes, pasando por el centro”, afirmó.

“Es una cuestión de filosofía, se está o no de acuerdo, si no está de acuerdo lo entiendo, pero no se puede disfrazar con otros argumentos”, concluyó.

Fuente- fotografías: El Diario del Centro del País.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram