Ricardo Caruso Lombardi y Omar Labruna estuvieron en la mañana de ayer en Villa María con su propuesta para competir en las elecciones del año próximo en las elecciones de la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA), cuya cuestionada conducción ejerció Victorio Nicolás Cocco durante 25 años hasta que llegó la intervención.
“Nos hubiera gustado que Alumni se llenara de entrenadores de técnicos no sólo de Villa María, sino de toda la región, porque hay mucho por cambiar. Los directores técnicos de todo el país están muy desprotegidos, pero sobre todo los del interior. No puede ser que no tengan una obra social, un seguro, muchos que hicieron el curso ni siquiera recibieron el carnet habilitante y el análitico que certifica su asistencia a la carrera, que dura dos años. Y los que consiguieron algo lo tuvieron que pagar entre tres o cuatro lucas y no tienen ningún beneficio, porque ni siquiera se los reconoce para poder entrar en una cancha a ver un partido de primera división”, disparó Caruso Lombardi.
Omar Labruna, en tanto, consideró que “es fundamental que en el lugar y en la categoría que les toque dirigir lo hagan de la mejor manera que puedan. No sólo por ustedes, sino por los destinatarios, que son los jugadores, y por los dirigentes, que son quienes los contratan. Y nunca se olviden de los hinchas, grandes sostenedores de esta pasión. Los caminos del fútbol son infinitos, un buen trabajo, acompañado de resultados que sirvan como respaldo, les dará un nuevo trabajo, aparecerán ofertas que quizás hoy ni imaginen”.
En las instalaciones del Club Alumni pudo observarse entre los entrenadores locales y de la región a David Reano, Fernando Alba, Miguel Marqués, Luis Chavarría y el riocuartense Néstor Raúl Billalba.
Entre los dirigentes y ex dirigentes que se acercaron a la sede “fortinera” estuvieron Adrián López, Raúl Agüero, Héctor y Pablo Maccarini, Matías Nicolás Holgado, Juan Cardozo, Juan Carlos Bustos y Eduardo Martín.
En la Argentina, según Caruso, existen entre 15 y 20 mil directores técnicos y había 48 escuelas, de las cuales ocho hoy no están funcionando. “Nosotros estamos recorriendo todo el país con la firme intención de cambiar la realidad de los entrenadores. Es necesario que esta actividad deje de estar concentrada en Buenos Aires y que ATFA funcione solamente para los amigos de Cocco (Victorio). Con esta intervención, que suponemos se extenderá por unos ocho meses, esperamos que se pueda normalizar la Asociación. Hoy no tenemos peso ni representación en ningún lado. Tenemos que hacernos fuertes y el interior es una fuerza que debe despertar. A la AFA y a los que manejan el fútbol, sólo les interesa la Súper Liga y jerarquizar la B Nacional”, remarcó.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram