Claudio Martínez declara ante los consejeros de los clubes que «una mano negra» quiere sacarlo de la presidencia de la Liga Villamariense de Fútbol. Tenso cruce con un sector opositor que lo acusa de reiteradas mentiras. Asamblea suspendida. La LVF es una caldera.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram