Con la serenidad y el compromiso que lo caracterizan, Lucas Martinetti dialogó con El Diario sobre su candidatura a presidente de la Liga Villamariense de Fútbol y dejó algo bien en claro: intentará hasta último momento, o mejor dicho hasta el día de la Asamblea General de la entidad, el próximo viernes 19 de febrero, llegar a un acuerdo con el otro aspirante a la Presidencia, Diego Conrero, para definir un presidente de consenso.

Al respecto, comenzó diciendo: “Si bien uno ya venía trabajando desde antes en la candidatura, ahora conociendo la fecha de la Asamblea definida se puede trabajar de otra manera”.

“Hasta el 19 de febrero apostaré a llegar con el mayor consenso posible, para que todos podamos hacer una Liga juntos y unidos”, remarcó.

Del mismo modo, destacó que “si llego a ser presidente o si no me toca serlo, no quiero que haya una Liga dividida y quiero que trabajemos en equipo”.

“Esperemos que se pueda lograr un consenso y de lo contrario, el que pierda creo que ayudará al otro de la manera que sea”, consideró.

Ampliando su punto de vista, sostuvo: “Me gustaría que haya una unidad porque hay buena gente de ambos lados. Siento que no me llevo mal con nadie, me pueden votar o no, pero nadie me manifestó algún desencuentro hacia mi persona”.

“Los cargos dirigenciales en la Liga son ad honorem y qué mejor que seamos muchos para realizar esas tareas, porque tenemos que hacer crecer a la institución”, opinó, indicando además que “le plantearé a Diego (Conrero) mi idea de llegar a un consenso. Todavía no lo he hecho porque él está trabajando en su proyecto y tiene las mismas expectativas que yo, porque uno siempre trabaja pensando que va a ganar”.

Por otra parte, contó que “el último miércoles asistí a la reunión de la Liga y me puso contento ver a tanta gente joven, que puede aportar mucho, y otros con experiencia, que siempre están dispuestos a colaborar”.

“El grupo de trabajo de Ricardo Gutiérrez es muy interesante, Yrigoyen tiene gente joven al igual que Los Zorros y Playosa, y en Colón y Rivadavia siempre hay jóvenes dando vuelta, al igual que en todos los clubes”, añadió.

Martinetti contó sus propuestas para comandar la Lig, pero adelantó que apostará hasta último momento para intentar lograr la unidad con Diego Conrero, el otro aspirante para suceder a Martínez

Algunos proyectos

A la hora de enumerar algunos de sus proyectos, comenzó diciendo: “Tengo respeto, humildad y me enseñaron a trabajar en paz, creo que eso es lo mejor que tengo para llegar a conducir la Liga Villamariense”.

“Conozco a muchos jugadores, periodistas, técnicos y dirigentes, que siempre preguntan cuándo la Liga les va a dar algo”, agregó y a renglón seguido sostuvo: “Uno va a trabajar para poder cumplir con esos pedidos. Uno de mis proyectos, siempre pensando primero en los jugadores, es tratar de que en marzo del año próximo la Liga consiga las semillas para todas las canchas, así como también lograr que San Lorenzo de Las Playas pueda tener su propia cancha”.

También expresó: “En los últimos años he estado mucho al lado de los periodistas que cubren los torneos de la Liga y voy a trabajar para que en todas las canchas al menos tengan las comodidades básicas a la hora de trabajar, como una sombrilla, un reparo o algo para tomar”.

Acto seguido, confió: “Creo en la autosustentación de la Liga y ese es el principal trabajo que tendré en caso de ser electo presidente”.

“Necesitamos llegar a un acuerdo que integre a lo privado y lo público, con un Estado siempre está presente, para abaratar los costos”, sostuvo.

Adelantó además: “Pienso que al cabo de tres años los clubes van a terminar pagando una cuota muy reducida. Para ello, por ejemplo, pienso en realizar dos eventos por año, uno en julio y otro en diciembre, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita”.

“Tengo pensado hacer una gran peña, obviamente pidiéndole colaboración al Estado, para recaudar fondos para los clubes. Tengo una excelente relación con Marcos Bovo, que siempre fue sinónimo de todo lo referido al deporte en la ciudad, un dirigente que está siempre presente, y hablaremos con él para que nos vuelva a apoyar”, relató.

Por último, informó que “en lo inmediato pienso crear una aplicación para realizar todo tipo de trámites de la Liga, con el objetivo de agilizar todo lo burocrático ya que, por ejemplo, hoy es muy costoso para la gente de los pueblos venir a Villa María y además requiere de mucho tiempo, con el que mucha veces no se cuenta”.

 

“El que hace se equivoca”

En otra parte de la entrevista, Martinetti reconoció: “Soy alguien que escucha y me gusta rodearme con gente que sepa decirme que no. Los delegados ya han trabajado conmigo en inferiores, donde hicimos un torneo que fue muy bueno.

“Fui vicepresidente de Claudio Martínez y durante su mandato se hicieron cosas. Se llegó a un tope de 21 equipos con la incorporación de Ricardo Gutiérrez”, valoró, a la vez que afirmó que “siempre el que hace se equivoca y siempre faltan cosas por hacer, por eso ahora necesitamos ser más. Estoy seguro de que si me toca ser presidente también me van a faltar cosas por hacer”.

Manifestó además que “me encuentro con ganas de emprender este desafío y cuento con el capital más grande, que es el apoyo de mi familia”.

“Quiero darle un toque femenino a la Mesa Directiva de la Liga y me gustaría que las actuales presidentas de dos clubes trabajen a mi lado en caso de ganar la elección. Ambas son excelentes dirigentes y son las primeras a las que voy a llamar a trabajar”, adelantó.

Volviendo a la parte inicial de su testimonio, reiteró que “trabajaré hasta el último día para lograr consenso, porque tengo una buena relación con todos”.

“Si no lo logro, iremos a la elección, siempre con el trabajo de ir club por club sin agredir a nadie. No tengo nada que criticarle a los demás porque todo lo que se ha hecho en los últimos años es fútbol”, destacó y cerró el tema manifestando: “Si no se logra el consenso y si no llego a la Presidencia, voy a estar a disposición de Diego Conrero para lo que me necesite”.

 

Aprender de otros

Ya en la parte final de la entrevista, Martinetti relató que “la idea es trabajar con todas las disciplinas deportivas de la ciudad y la región. Por ejemplo, el día que Ameghino juegue hay que tratar de que no haya reunión en la Liga, porque hay 40 personas que quizás pueden ir a la cancha a ver ese partido de básquet”.

“Hay que apoyar entre todos al equipo que representa a la ciudad en el más alto nivel. Tenemos mucho que aprender de Ameghino, así como también de otros clubes de la ciudad, y trataremos de aprender algo de ellos”, redondeó.

Fuente/fotos: El Diario del Centro del País. Esta entrevista fue publicada hoy en El Diario del Centro del País. 

Print Friendly, PDF & Email
instagram

Facebooktwitter