Los delegados de los clubes afiliados a la Liga Villamariense de Fútbol determinaron no jugar el fin de semana a puertas cerradas y la segunda fecha del torneo Apertura quedó postergada. Tras esta decisión, el próximo martes se evaluarán los pasos a seguir conforme a lo que surja con el Corona Virus y las recomendaciones del Ministerio de Salud del Gobierno Nacional.

Jugar a puertas cerradas era una posibilidad, pero quedó desestimada de inmediato por los clubes, debido al gran perjuicio económico por la imposibilidad de obtener ingresos que permitieran costear los gastos de árbitros, adicionales de policías, entre otros.

Print Friendly, PDF & Email