Los dirigentes de Colón elegirán localizarse en su cancha y allí se jugará la primera final del torneo Apertura de la Liga Villamariense de Fútbol. La dirigencia de Universitario propuso la Plaza Ocampo para las dos finales, pero Colón prefiere jugar ante su gente y con el respaldo de toda su parcialidad.

 

Bengalas y pintura

El atardecer cabralense no tuvo en la jornada del domingo la tranquilidad que suele ofrecer como postal en cada jornada. A su regreso de Ticino, donde Colón le ganó 2-0 a Atlético Ticino obteniendo la clasificación a la final del torneo Apertura, algunos simpatizantes del rojinegro habrían pasado frente a la sede de Rivadavia, el clásico rival, arrojando alguna bengala en el interior y también pintando en la parte inferior de una de las puertas.
Esta situación generó la intervención policial en lo que respecta al recorrido vespertino y nocturno, evitando que la situación pudiera pasar a mayores. No hubo detenidos, aunque sí algunos ánimos exaltados por el clima festivo de un lado y la impotencia del otro.
Rivadavia ganó los dos clásicos del año e incluso fue ganador en la zona Sur y Colón que clasificó por ser mejor tercero, eliminó sucesivamente a dos grandes candidatos, Alem y Atlético Ticino, instalándose en la final.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram