Acompañado de su padre Angel y del entrenador Leonardo Rivera, además del doctor Julio Tabares, Juan Manuel Taborda brindó en la mañana de este viernes una conferencia de prensa en el subsuelo del Hotel República.

Ante un buen grupo de periodistas, Taborda se mostró muy entusiasmado y confiado para su combate por los títulos sudamericano y latino OMB de los medianos frente al marplatense Lucas Ariel Bastida, previsto para el sábado 2 de octubre en el micro estadio de Lanús, en la provincia de Buenos Aires.

“Estaba esperando una pelea así, porque es de las que te posicionan en la gran consideración y te abre puertas en el ámbito internacional. Es un rival para respetar, peligroso sin dudas, su record así lo indica, pero supongo que también habrá observado el mío e interiormente sabrá que asumió un gran riesgo al querer subirse al ring. Personalmente creo que Abraham Buonarrigo es más boxeador que Bastida y además más fuerte y yo a esa pelea la resolví bien”, puntualizó Taborda durante la conferencia de prensa.

Sobre el plan de pelea que imagina, indicó que “no creo que espere que yo lo vaya a buscar porque eso sería cambiar los planes de lo que hizo siempre.  Aún con una mayor estatura (casi diez centímetros) creo que intentará asumir la iniciativa y tirar todo en los primeros asaltos, como es su costumbre. Lo estaré esperando para contragolpear y ubicar mis mejores manos, que seguro las sentirá y hasta es posible que se caiga”.

“Me siento fuerte y seguramente subiré al ring en buena forma. El no es un mediano natural, entonces considero que allí también tendré una ventaja que tendré que saber aprovechar. El paso por el judo antes de llegar al boxeo me permitió un control del equilibrio y manejar situaciones como caminar el ring o el clinch. ¿Qué guantes utilizaremos? Aún no nos pusimos de acuerdo, pero yo no me pondré unos que no haya usado nunca, por una cuestión de comodidad. Es posible que lo haga con Corti o Everlast”, puntualizó. (los guantes cuestionados son los Sonnos).

Sobre la bolsa que percibirá en este combate, lo que lo convertirá en el boxeador mejor pago de la actualidad en la Argentina, Taborda simplemente dijo “es real y me enorgullece este reconocimiento. Considero que me lo he ganado por el esfuerzo realizado”.

Sobre si esta recompensa es mayor a la recibida contabilizando todas sus peleas como profesional, respondió con una sonrisa y un casi imperceptible “puede ser”, no ocultando su orgullo por los escalones que ha logrado subir en la consideración del ambiente boxístico.

De todos modos (y vale aclararlo) Taborda no está en el boxeo por el dinero. El quiere la gloria deportiva. Y va por ella.

En cuando al movimiento registrado en el rincón de Juan Manuel a lo largo de su carrera profesional (pasaron Leonardo Rivera, Sergio Merani, Diego Sívori) fue su padre Angel el que rápidamente salió a brindar una respuesta, argumentando que “hay que tener en cuenta las circunstancias de cada momento. Ahora volvimos con Leonardo (Rivera) y esperamos poder extender nuestro vínculo. Tengo excelente relación con los entrenadores que estuvieron antes y no me olvido de Eduardo Lucero, quien asistió a Juan Manuel en gran parte de su campaña como amateur”.

Con relación al plan de pelea para enfrentar a Bastida, Leonardo Rivera fue cauto en sus apreciaciones y prefirió mantener la incógnita para no develar intenciones, aunque coincidió con Juan Manuel Taborda señalando que una pelea muchas veces “ofrece distintas opciones”.

Indicó que “no sería extraño que Bastida intente sorprender a Juan utilizando el jab de izquierda manteniéndolo a distancia. Si esto es así se modifica todo, porque cambiaría él y también podría obligar a Juan a intentar algo diferente en lugar de contragolpear. Pero los cambios en una pelea son riesgos que los entrenadores no preferimos asumir y los boxeadores tampoco. Cambiar radicalmente una estrategia puede confundirlos y corrés el riesgo de quedarte a mitad de camino entre lo que deseas y lo que finalmente ocurre”.

Durante la conferencia Angel Taborda también confirmó que “existe un reclamo ante el Consejo Mundial de Boxeo para que restituya a Juan el título latino de plata de la categoría mediano. Aparentemente alguien no fue claro con el manejo de todo esto, cobró casi dos mil dólares y no hizo las tareas como corresponde. Es el Consejo el que tiene que revisar lo ocurrido, sancionar a quien corresponda y atender lo reclamos de los boxeadores que reclaman lo ganado arriba del ring”.

Taborda lució en la conferencia de prensa una remera con su nuevo sponsor: PRIMER PREMIO, la manteca de la empresa que conduce Luis Marcotegui.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram