Hoy es el Día del Animal. Hay caricias para todos

Hoy es el Día del Animal. En este día rendimos homenaje a esos seres tan ligados a nosotros: los animales irracionales.

Entre sus fervorosos defensores citamos al doctor Ignacio Albarracín, quien dedicó su vida a luchar por ellos y participó en la Sociedad Protectora de Animales fundada por Sarmiento.

A instancias suyas el Congreso Nacional dictó la Ley 2.786 de protección a los animales. El Congreso Nacional de Educación dispuso que a partir de 1907 se celebrara en las escuelas el 29 de abril como el Día del Animal.

Curiosamente, el doctor Albarracín falleció el 29 de abril de 1926.

Mire a su alrededor, como sugiere Alejandro Lerner en su último trabajo, y acaricie más que nunca a su mascota, también a la del vecino, aunque muchas veces haya interrumpido su sueño.

Hoy es el día de La Pantera Rosa y del Rey León, de Silvestre y Piolín; del Correcaminos y el Coyote; de Chita y King Kong; del Pato Donald y el Pato Lucas; de Tom y Jerry; de Manuelita y Las Tortugas Ninjas; de Willy (la ballena) y Flipper; de Lassie y Rin Tin Tin; de Pamperito (el de Patoruzú); de Ico, el caballito valiente, de Tornado (el de El Zorro); de Bucéfalo (el de Alejandro Magno) y de ese caballito de siete colores que nos ayudaba a dormirnos (¿te extraño Viejo y extraño el cuento?); de Buggs Bunny y el elefante Trompita; del oso Arturo y  Margarito Tereré; también del miedoso de Scoobidu o de ese tierno Alf cuya raza todavía desconocemos.

La lista podría resultar interminable si  dejamos que los recuerdos nos ganen el corazón.

La vamos a hacer corta. Los futboleros tenemos para hoy un pequeño homenaje. Le propongo que juguemos un “picado” imaginario o virtual si lo prefiere, para estar más a tono con los vocablos informáticos de este tiempo. ¿Quiere que pisemos para elegir, como lo hacíamos en el campito?

Vamos…

¡Ehhh….!espere…Los protagonistas tienen que poseer una condición excluyente: apodos de animales. De lo contrario no podrán ser de la partida (o del partido).

Este es el equipo 1:  el “Pato” Fillol; el “Sapo” Villar, el “Ratón” Ayala, el “Topo” Sanguinetti y el “Conejo” Tarantini; el “Pato” Pastoriza, la “Oveja” Telch y el “Burrito” Ortega; el “Pájaro” Caniggia, el “Búfalo” Funes y el “Pinino” Mas.

Así forma el 2: el “Mono” Navarro Montoya; la “Hormiga” Díaz, el “Tiburón” Serrizuela y el “Gorrión” López; el “Pescadito” Paz, el “Tero” Di Carlo, el “Pato” Gasparini y la “Rana” Valencia; el “Conejito” Saviola; la “Araña” Amuchástegui y el “Perro” Arbarello.

También se muerden por entrar el “Puma” Morete, el “Lagarto” Fleita, el “Cachorro” Abaurre y el “Murciélago” Graciani.

Porque quedó de sombrero, espera al ganador para jugar la final, esta Selección de la Liga: el “Oso” Rodríguez; el “Mono” Mazzini, el “Peludo” Schiavi, el “Cachorro” Lupo y el “Topo” Agüero; la “Coneja” Ortega, la “Cotorra” Bértola y la “Cuisa” Berterame”, la “Pantera” Negrette, el “Tigre” Basualdo y el “Toro” Ferrer. Se enojan y protestan porque no están entre los titulares, el “Cóndor” Bulgra, el “Pato” Bomprezzi, los “Oveja” Mercadal y Olivera, el “Pollo” Núñez, el “Mono” Giraudo, el “Sapo” Arce, “La Pulga” Villagra, la “Vaca” Fernández, el “Gato” Biasuzzi, el “Pájaro” Bolmaro, el “Bicho” Ochoa, la “Chancha” De Miguel y el “Burro” Ramos. ¡Podríamos armar otro equipo argumentan a coro!

Hasta aquí llegamos con esta evocación. Haga de cuenta que jugamos un partido virtual, con ellos mirándonos desde la platea. Los abrazamos a todos: los que aún nos recuerdan las maravillas de la naturaleza y disfrutan de la libertad en las sabanas de Africa, en la inmensidad del Amazonas o en los esteros de América del Sur, también a aquellos de la mirada triste, los que están en cautivero en los zoológicos del mundo y los que tenemos más cerca, su mascota, la mía, la del vecino. No hacemos distinción de razas, están los “guasos” y pulguientos de la calle y los fashion perfumados que acompañan a las distinguidas damas a las compras de shopping. Hoy hay caricias para todos…

Print Friendly, PDF & Email