Darío Eduardo Ranco, hoy a cargo de la Subsecretaría de Cooperativas y Mutuales del Gobierno de la Provincia de Córdoba, recordó su acceso a la presidencia de la Federación Cordobesa de Fútbol. Pasaron 20 años.

 

A través de estas líneas intentaré, de manera sintética, expresar mi gestión como Presidente de la Federación Cordobesa de Fútbol desde el 18 de mayo de 2001, fecha de mi asunción, hasta el 31 de agosto de 2013, fecha en la que presenté mi renuncia en carácter de indeclinable por razones estrictamente personales.

Debo decir, antes de iniciar este recorrido, que la Asamblea General Ordinaria, en la que fui electo presidente, se llevó a cabo el día sábado 28 de abril de 2001en la antigua sede de la Federación ubicada en calle Hualfin 172/174 de la ciudad capital de nuestra provincia. Ese día recuerdo haber agradecido la confianza depositada en mi persona y manifesté la voluntad de trabajar en favor de todas las ligas adherentes en pos de alcanzar objetivos, entre ellos, visitar todas las ligas, principalmente las del norte y sur de la provincia, poder transformar la estructura de la Federación creando una mutual y brindarle servicios para disminuir los aportes que tenían que hacer los clubes, crear un Consejo Asesor con la participación de expresidentes de la entidad, ligas y clubes, informatizar la institución y crear una comisión para acercar inquietudes, además de esfuerzo y sacrificio. Hoy, a la distancia, creo haber cumplido en gran parte lo expresado aquel día de hace más de veinte años.

En mi asunción, hecho acaecido el día 18 de mayo de 2001 en el Hotel Windsor de la ciudad capital de nuestra provincia (este martes 18 de mayo de 2021 se cumplirán dos décadas de ese acontecimiento) manifesté nuevamente que iba a trabajar por el engrandecimiento de la Federación Cordobesa de Fútbol. Mis antecesores en el cargo, Enzo Juan Viglione (ya fallecido) y Julio Federico Kiehl hicieron un encomiable esfuerzo y trabajaron incansablemente por la institución logrando hechos significativos y de trascendencia. Además, y por si fuera poco, fui amigo del querido y recordado Enzo y sigo siendo amigo del apreciado Julio. Ellos fueron los impulsores, junto a otro notable grupo de directivos, del reestablecimiento de esta institución.

No ha sido fácil conducir a una de las instituciones más prestigiosas del deporte federado amateur de la provincia de Córdoba. Hemos trabajado incansablemente por el bienestar de nuestras ligas adherentes y sus clubes afiliados a través de subsidios y/o ayudas económicas que le han permitido a las ligas poder utilizar ese fondo para el destino asignado y a los clubes, a través de diferentes programas gubernamentales, destinarles dinero como premio para ser invertido en infraestructura deportiva. La Federación Cordobesa de Fútbol, sin pedirle dinero alguno a sus ligas adherentes, ha logrado capitalizarse enormemente durante los más de doce años que he conducido sus destinos. Claro está debo decir que el reto fue afrontado por un encomiable grupo de dirigentes que me acompañaron.

Cuando asumí, su sede social se encontraba ubicada en la calle Hualfin 172/174, Bº Alberdi, de la ciudad de Córdoba, propiedad adquirida bajo la presidencia de Julio Federico Kiehl. Por unanimidad, la Honorable Asamblea resolvió vender ese inmueble y tratar de trasladar su sede a inmediaciones más próximas al centro de la ciudad. La venta se formuló en el año 2005 en $ 81.000 y recién, un año después, se pudo adquirir la actual sede de la institución que se encuentra ubicada en la calle Duarte Quirós 911. Se pagó $ 240.000 en dos cuotas: la primera en junio de 2006 ($ 140.000) y la segunda en diciembre de ese mismo año ($ 100.000). Además, en concepto de escrituración se abonó al escribano Fernando Lanfranchi la suma de $ 5.668. Hubo que restaurarla e invertir un dinero significativo para que el día 5 de junio de 2008, con la presencia de las autoridades de aquel tiempo, el Sr.  Gobernador de la Provincia de Córdoba, Cr. Juan Schiaretti, y la del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Sr. Julio Humberto Grondona (QEPD), acompañados por el Vicegobernador de la provincia, Sr. Héctor Campana, el Ministro de Gobierno, Sr. Carlos Caserio, el Ministro de Desarrollo Social, Dr. Juan Carlos Massei, al Presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Lic. Medardo Ligorria, y al Director de Deporte Federado, Sr. Hilario Serlin, el Presidente Ejecutivo del Consejo Federal del Fútbol, Sr. Álvaro Castro (QEPD), el Secretario General del cuerpo, Ing. Alfredo Derito y la totalidad de los miembros (representantes) que integraban el Consejo Federal del Fútbol Argentino, se inaugurara la casa del fútbol federado amateur de la provincia de Córdoba. Ya se había hecho el esfuerzo inconmensurable para que las Ligas Regional de Fútbol San Francisco (2004) y Cordobesa de Fútbol (2006) se sumaran al espectro deportivo de nuestra entidad en calidad de adherentes.

Como si fuera poco continué pensando en como podía hacer para que la institución siguiera capitalizándose. Allí fue cuando se adquirió el inmueble -entrepiso- ubicado en calle 9 de Julio 660 cuya superficie es de 132 metros cuadrados y cuya adquisición representó la suma de 113.000 dólares ($ 424.000) en el año 2010. Allí funcionó un tiempo la sede de la Asociación Mutual de Asociados y Adherentes a la Federación Cordobesa de Fútbol (AMFECOF). También, ese mismo año, se compró un terreno de 513 metros cuadrados que se encuentra ubicado en calle Artigas 976, Bº Observatorio de la ciudad de Córdoba, y cuya inversión fue de 164.000 dólares ($ 707.816,16). Además, al momento de presentar mi renuncia, quedó un interesante caudal de materiales en caución que fueron adquiridos en los años 2011 ($ 249.983,73) y 2012 ($ 228.000) totalizando la suma de $ 477.983.73 con la premisa de edificar en el terreno que la Federación posee en la calle Artigas 976 de la ciudad de Córdoba.

Siempre aposté al crecimiento y engrandecimiento de esta institución tan cara a mis sentimientos. Supe nutrirme de aquellos viejos dirigentes que con su legado me permitieron aprender y conducirme en esta hermosa pasión que nunca dejaré de abrazar que es la dirigencia deportiva. Y si pude mantenerme al frente de la Federación por más de 12 años es porque mi familia, mi esposa Nancy y mis hijos, Lorena y Francisco, me consintieron y no pusieron, bajo ningún punto de vista, reparos u objeciones. Ellos son parte de mis éxitos y mis frustraciones. Hoy, afortunadamente, mi familia se extendió con la llegada de mis nietos.

Un aspecto de relieve y que quisiera compartir a través de estas líneas tiene que ver que en ocasión de la inauguración de la actual sede social de la F.C.F., hecho celebrado el día 5 de junio de 2008, se firmó el Convenio entre el Gobierno de la Provincia de Córdoba y la Federación Cordobesa de Fútbol en el cual la provincia cubriría el cincuenta por ciento de los servicios de policía adicional que se utilizan en los partidos oficiales de las ligas adherentes a la Federación Cordobesa de Fútbol, fijándose a esos efectos para el año 2008 la suma de $ 500.000. Este beneficio brindado a los clubes afiliados a nuestras ligas adherentes volvió a repetirse exitosamente con los adicionales correspondientes a los años 2009 y 2010. De esa manera se logró que las instituciones de nuestra provincia hayan podido paliar al menos, en un importante porcentaje, con las erogaciones concernientes a los adicionales. Hoy, afortunadamente y con algunas modificaciones, continúa ese inmenso aporte del gobierno provincial para con el fútbol federado amateur de la provincia.

Por otra parte, logré concretar tres anhelados sueños pero que, por diferentes circunstancias, no pudieron mantenerse en el tiempo. Debo aclarar que estas grandes iniciativas se ejecutaron sin solicitarles a las ligas adherentes nada en materia económica. El primero de ellos fue la creación de la Asociación Mutual de Cooperación entre Asociados y Adherentes a la Federación Cordobesa de Fútbol (AMFECOF). El mutualismo, lo sostengo fervientemente, es la piedra basal para el desarrollo de los clubes de manera indirecta. La misma fue fundada en el año 2003.  El objetivo fue otorgarle beneficios a la familia del fútbol provincial y a quienes se quisieran sumar como socios y/o adherentes. Pero evidentes mezquindades imposibilitaron el crecimiento de la AMFECOF hasta su disolución años más tarde. El segundo sueño, también implementado bajo mi gestión, fue la puesta en marcha en febrero de 2006 de la Fábrica de Indumentaria Deportiva, denominada originalmente “Indumentarias Deportivas”, ubicada en la ciudad de Villa María y la firma de un Convenio entre la Federación Cordobesa de Fútbol y la Asociados y Adherentes a la Federación Cordobesa de Fútbol (AMFECOF) para que la misma operara todo el sistema que hace la fabricación y comercialización de sus productos. Su inversión inicial, en la compra de maquinarias y equipamiento técnico, fue de $ 142.410. Posteriormente se realizaron más inversiones para dotar de la mejor tecnología a la fábrica. No fue fructífera su creación puesto que egoísmos, miserias e intereses de terceros truncaron su progreso y su final, se produjo años después de mi alejamiento de la Federación. Y, finalmente mi tercer sueño efectuado, fue poder haber patentado y adquirido todo el equipamiento técnico para la puesta en marcha del Registro Único de Jugadores Federados de la Provincia de Córdoba. Se compraron dieciocho computadoras mientras que el equipamiento para la Federación (servidor) funcionaría en la sede de la Federación. Cada equipamiento informático fueron entregadas a cada una de las dieciocho ligas adherentes (estaban todas adheridas en aquel entonces) el día 2 de septiembre de 2011 en la sala de conferencias del estadio “Mario Alberto Kempes” con la presencia del por entonces Ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Dr. Juan Carlos Massei, el por entonces Presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Lic. Medardo Dante Ligorria y el presidente de la Confederación de Deportes de la Provincia de Córdoba, Sr. Jorge Cattáneo. Todo ese trabajo realizado, junto a los dirigentes que me acompañaron, hoy se ve reflejado en el sistema implementado por el Consejo Federal del Fútbol Argentino y que se conoce con el nombre de COMET.

 

En materia deportiva, se prestigió el Campeonato Provincial de Clubes de Primera División con la participación cada vez más superadora de los clubes de nuestra provincia. Dejó de llamarse “Interligas” para llevar su actual denominación. Se continuó con la disputa de los Campeonatos Provinciales de Clubes Seniors, para mayores de 35 años, y le dimos vida a un nuevo certamen que dimos en llamar Campeonato Provincial de Selecciones de Ligas Súper Seniors, reservado para jugadores mayores de 45 años. El Provincial de Divisiones Juveniles e Infantiles, con sus vaivenes, también tuvo cierta continuidad. También aposté fuertemente en revivir a aquellos viejos torneos regionales como la “Copa Adrián Beccar Varela” a través del denominado Campeonato Provincial de Selecciones de Ligas de Primera División. No pudo ser, fue un sueño corto puesto que no se pudo disputar más habiéndose realizado dos ediciones (2011 y 2012). Y, finalmente, el Provincial de Selecciones de Ligas Sub 15 y Sub 17 que año tras año no dejó de progresar. Se jugó siempre en Embalse y con presencias trascendentes del ambiente deportivo y político. Tuvimos la enorme fortuna que en la edición del año 2012 los por entonces Gobernador y Vicegobernador de la provincia, Cr. Juan Schiaretti y Héctor Campana, respectivamente, nos hayan acompañado. También se logró materializar que a cada uno de los campeonatos organizados por la Federación Cordobesa de Fútbol llevasen el nombre de alguna personalidad importante de nuestro fútbol “chacarero” o bien de alguna institución por la que estuviera atravesando un aniversario importante de su fundación. A propósito de los certámenes que se han organizado bajo mi gestión debo manifestar mi profundo agradecimiento a autoridades nacionales y provinciales. Al Ministerio de Turismo de la Nación, en la figura de quienes fueron sus Ministros, Sr. Carlos Enrique Meyer, a la Dirección de Prestaciones Turísticas de la Nación, en la persona de quien fue su Director, Sr. Carlos Martínez  y a la Administración de la Unidad Turística Embalse, en especial a los Sres. Santiago Pedro Andaló y Víctor Pereyra, ambos Delegados, por sus generosas deferencias, atención y calidez al posibilitar que algunos de nuestros certámenes se pudieran disputar en la Unidad Turística y Deportiva de Embalse. También a la figura de quienes han sido nuestros gobernadores provinciales en aquellos tiempos: Dr. José Manuel De la Sota (QEPD) y Cr. Juan Schiaretti, a los Ministros de Desarrollo Social, Dr. Herman Olivero, Dr. Juan Carlos Massei y Dr. Daniel Alejandro Passerini, a los Ministros de Gobierno, Carlos Alessandri y Carlos Caserio, al Jefe de Gabinete de Ministros, Dr. Oscar Félix González, al Presidente de la Lotería de Córdoba, Dr. Walter Eduardo Saieg, y a cada uno de los Directores que han pasado durante mi gestión por la Dirección de Inspección de Personas Jurídicas y tantísimos otros que sería dificultoso poder citarlos pero, no obstante, que cada uno de ellos sabe y conoce de mi agradecimiento porque en su momento supe hacérselos conocer.

En otro orden, no quiero dejar de pasar por alto la incondicionalidad, acompañamiento y la amistad brindada por el Secretario General, Luis Alberto Galán, durante mis más de doce años como presidente donde no solamente fue mi secretario sino mi gran ladero demostrando su enorme capacidad, liderazgo y resolución. Otro aspecto que quisiera destacar es el acompañamiento incondicional del Lic. Adrián Gustavo Flores. Lo conocí cuando asumí la presidencia y me acompañó hasta el último día que me desempeñé en la función. Siempre presto, confiable, honesto y capaz. No solamente cumplió con su rol de administrativo sino que también supo adaptarse a las vicisitudes de la institución cumpliendo hasta funciones contables e institucionales ajenas a su labor. Hemos discutido, consensuado y hasta polemizado pero siempre bajo el marco del respeto y la buena educación. También deseo resaltar el trabajo de Oscar Cruz Valduvino desde su regreso a la institución en septiembre de 2010. Supo adaptarse a las necesidades de la marcha política, económica e institucional.

En materia de agradecimientos debo reconocer a quien estuvo en la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Humberto Grondona (QEPD), su permanente gentileza, predisposición y deferencia para con la Federación Cordobesa de Fútbol. Tuvimos el honor que nos visitara en tres ocasiones. La primera de ellas en una recordada doble jornada para la dirigencia del fútbol, 24 y 25 de junio de 2004 ocasión que, con motivo de los festejos del décimo aniversario de la Federación, contamos con su ilustre presencia acompañada por el cuerpo íntegro del Consejo Federal del Fútbol Argentino, presidido por su Presidente Ejecutivo, el inolvidable Álvaro Castro. También mi reconocimiento a José Camino (ya fallecido), Presidente Ejecutivo y Presidente Honorario del Consejo Federal del Fútbol Argentino. Se resalta que, en pocas ocasiones de la historia del fútbol federado, hayan confluido hacia el interior del país la máxima autoridad de la A.F.A. y del Consejo Federal, organismo que controla, legisla y conduce el fútbol federado amateur del país. Ambas jornadas se vivieron en las ciudades de Oncativo y Río Tercero. La segunda visita se registró con motivo de la inauguración de la sede social de la Federación el día 5 de junio de 2008. Otra vez Don Julio, acompañado por el cuerpo íntegro del Consejo Federal, presidido por Álvaro Castro, que en aquella ocasión sesionó en el King David Flat Hotel, le dieron notoriedad a tan importante acontecimiento. Y, por si fuera poco, los gobernantes del momento: el Sr. Gobernador Juan Schiaretti junto al Vicegobernador, Héctor Campana, al Ministro de Gobierno, Carlos Caserio, al Ministro de Desarrollo Social, Dr. Juan Carlos Massei, al Presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Lic. Medardo Ligorria, y al Director de Deporte Federado, Sr. Hilario Serlin, quienes también nos acompañaron.

Su última visita se registró el viernes 12 de diciembre de 2008 cuando el Consejo Directivo de la Federación decidió despedir el año, por demás fructífero, en el King David Flat Hotel. Allí su estelar presencia estuvo acompañada nuevamente por la figura del Gobernador Schiaretti. También estuvieron presentes el Presidente Ejecutivo, el Secretario General y el Presidente Honorario del Consejo Federal del Fútbol, Sres. Álvaro Castro (ya fallecido), Ing. Alfredo Derito y José Camino (QEPD), respectivamente, como así también el Secretario Privado del presidente de A.F.A., Sr. Diego Pellegrino (ya fallecido). Pero más allá de agradecerle sus visitas, mi enorme reconocimiento y gratitud hacia su persona se basa en la designación para con mi persona como Vocal en el Consejo Federal del Fútbol Argentino. A propósito de ello, deseo detenerme un instante para confesarles que una vez presentada mi renuncia como titular de la Federación Cordobesa de Fútbol puse a disposición mi renuncia como Vocal, la cual fue rechazada de plano por el Sr. Julio Grondona. Siempre nos acompañó y me acompañó. Su figura, la más importante de la historia de la dirigencia deportiva de nuestro país, me ha honrado con su amistad y nominación. También deseo destacar los lazos afectivos y de labor con la dirigencia del Consejo Federal del Fútbol: José Camino (QEPD), Álvaro Castro, Gustavo Ceresa, Dr. Roberto Fernández e Ing. Alfredo Derito. También mi agradecimiento al personal administrativo de ese organismo.

Otro enorme agradecimiento que quisiera efectuar es a los medios de comunicación social (prensa oral, escrita, televisiva, periodistas, camarógrafos, locutores, reporteros gráficos y portales web). Ellos supieron entender la mecánica y el funcionamiento de la institución prodigándole al público la información real, constante y veraz de nuestra institución. También hago extensivo mi reconocimiento a los Sres. árbitros de la provincia de Córdoba, y que pertenecen a las diferentes asociaciones, colegios y cooperativas, por el aporte inestimable, vocación de servicio y honestidad cada vez que fueron requeridos.

He presidido a la Federación Cordobesa de Fútbol 12 años, 3 meses y 13 días. Me llevo en lo más profundo de mi corazón que entregué todo lo que podía dar y más también. Es una suerte haber tenido la posibilidad de conducir a tamaña institución. Sé que las críticas suelen ser feroces cuando uno no cumple con lo prometido. Mi promesa era conducir los destinos de la institución hasta abril de 2015. Me equivoqué al aceptar el último mandato, pero me siento feliz, pleno, lleno de ilusiones y siempre con grandes proyectos por cumplir.

Por último, les dejo los nombres de quienes me acompañaron en mi primer período presidencial:

Vicepresidente Primero: Omar Francisco Gnesutta (Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto).

Vicepresidente Segundo: Luis Alberto Sopranzi (Liga Independiente de Fútbol).

Secretario General: Luis Alberto Galán (Liga Regional Riotercerense de Fútbol).

Prosecretario General: Juan Ángel Bianco (Liga Regional de Fútbol “Dr. Adrián Beccar Varela”).

Tesorero: Sergio Daniel Martino (Liga Villamariense de Fútbol).

Protesorero: Pedro Alberto Fernández -QEPD- (Liga Regional de Fútbol Colón).

Secretario de Prensa y Difusión: Enzo Juan Viglione -QEPD- (Liga Regional Fútbol del Sur)

Secretario de Actas: Antonio Tomás Rumualdo -QEPD- (Liga Regional de Fútbol de Laboulaye).

Vocales: Darío Adolfo Estevez -QEPD- (Liga Regional de Fútbol de Canals), Luis Rodríguez (Liga Departamental de Fútbol de Punilla), Manuel Abate Daga (Liga Cruzdelejeña de Fútbol), Gerardo Humberto Quinteros (Liga Bellvillense de Fútbol), Ricardo Torrejón -QEPD- (Liga Regional de Fútbol General Roca), Osvaldo Daniel Úriz (Liga Dolorense de Fútbol), Aldo Antonio González (Liga Ischilín de Fútbol) y Danilo Daniel Carracedo (Liga de Fútbol San Alberto).

 

Darío Eduardo Ranco

 

Print Friendly, PDF & Email
instagram

Facebooktwitter