Tenía 69 años, había nacido en La Playosa, donde de la mano de Adolfo «Fina» Cerutti, llegó a conducir al equipo de primera división, y estaba viviendo en Río Tercero. También fue DT de Colón de Arroyo Cabral. Jugó al fútbol en Ameghino y Central Argentino (campeón con el equipo de 1971, el último titulo del club), pero se destacó como árbitro, siendo uno de los más reconocidos de su época en el centro del país.
Tuvo a su cargo el control de las acciones del encuentro entre Alumni – Argentinos, en 1979, cuando el equipo de Diego Maradona, dirigido por el Zurdo Miguel Angel López, visitó Villa María. También dirigió Unión Central – Boca Juniors en la Plaza Ocampo el jueves 3 de mayo de 1984, cuando Ramón Rufino Conti le anotó un gol inmortal a Hugo Orlando Gatti.
También estuvo ligado al rugby a través del San Martín Rugby Club. En los últimos años fue dirigente de la Asociación de Bochas de Río Tercero.

Print Friendly, PDF & Email
instagram

Facebooktwitter