Hay noticias que impactan, sacuden el cuerpo, estrujan el corazón y dejan el alma desvastada, vacía.  En la tarde del domingo, cuando el frío ya se hacía sentir falleció de un paro cardíaco la ex boxeadora Gabriela “La Leona” Ramos.

Tenía 36 años, estaba alejada de los cuadriláteros, pero no del boxeo, porque ese era su mundo. Formaba parte de una familia de boxeadores (hermana de Jorge y Eduardo), era madre de cuatro hijos, el benjamín Benicio, de apenas dos meses y Franco, Javier y Milagros.

La información recopilada indica que falleció en circunstancias muy parecidas a las de su madre Estela Maris y su hermana Romina.

Su corazón dejó de latir en la tarde del domingo cuando estaba en compañía de sus hijos en la casita que alquilaba en barrio Las Playas y no hubo posibilidades de salvarle la vida ya que cuando ingresó al Hospital Regional Pasteur, en la otra punta de la Villa, ya no tenía signos vitales.

“La Leona” Ramos fue la primera boxeadora villamariense en debutar como profesional en noviembre de 2011 y su carrera tuvo en el rincón al recientemente fallecido Jorge “Yuli” Alassia.

Entrenador y alumna se fueron al cielo en las dos puntas de un julio cruel.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram