Raúl Osvaldo “Tito” Martínez, un legendario futbolista de Alumni, falleció hoy a los 74 años.
El deceso se produjo en el Sanatorio Argentino, donde fue internado producto de un malestar. Era padre de tres hijos, Verónica, Raúl y Jorge.
“Tito – Campana” (doble apodo) brilló en la década del 60-70 en Alumni jugando en la zona central del campo y teniendo entre algunos compañeros a «Cacho» Ferreyra,  Iván y Rubén Miranda.
Con los años su posición en el campo se fue retrasando, terminando en la zaga central, donde aseguraba “tener un mejor panorama”.
Era “Tito” para sus amigos y los más allegados y “Campana” para el mundo del fútbol.
Reunía grandes condiciones que no siempre están asociadas a los futbolistas.
Sabía con la pelota, era dúctil, y también ponía el pecho y sacaba a relucir su enjundia cuando los partidos se ponían ásperos.
En cada tiro libre, el primero en adueñarse de la pelota era él. Y ocasionales rivales ya pensaban en el inevitable desenlace. La jugada siguiente a ese remate era la de sacar del medio.
“Le pegaba con un fierro” sostenían muchos en los vinos tardíos de los bares y en los cafés de la mañana. Sus restos son velados en la Cochería Itatí y serán sepultados este domingo a las 11 en La Piedad.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram