Donovan Marshall suele quedarse después de las prácticas jugando uno contra uno con algunos juveniles. Habla un aceptable castellano y pregunta de todo. Sin dudas que no se trata de un extranjero más.

El norteamericano llegó a Ameghino con la temporada iniciada, y su adaptación al equipo ha sido rápida. “Entiendo más o menos, hace cinco años que estoy jugando por Argentina y otros países entonces como soy el único americano y quiero hablar con mis compañeros, pregunto qué es eso todo el tiempo, me interesa aprender”, explicó el jugador de 1,96 metros de altura.

En la universidad de Kentucky Wesley estudió “Sports Managment”, algo así como un representante, y allí jugó en la segunda división de la NCAA. Su primera experiencia fuera de Estados Unidos la tuvo en Chile, y en nuestro país pasó por Oberá Tenis Club y Petrolero.

Sobre su llegada a Ameghino dijo que “mi agente se contactó conmigo mientras estaba en Chile, allá jugaba con el Colo (Murias, asistente técnico del plantel profesional) entonces decidí venir”. En ese sentido, “D” aseguró que “no conocía mucho del club, pero cuando vine me gustó”.

“Estoy disfrutando mis compañeros, la ciudad, el proceso, todo”, remarcó quien promedia 10,5 puntos y 5 rebotes por partido con la casaca del conjunto villamariense.

Según confirmó Donovan, “no es difícil adaptarse con este tipo de compañeros” aunque sí reconoció que “el tema de las reglas del equipo y qué quiere el entrenador puede ser más difícil pero me gusta”, y resumió: “esto es básquet y me gusta”.

“El entrenador me pide que juegue fuerte, que cargue a rebotes, tome decisiones, y que juegue libre”, mencionó sobre su rol en el equipo y se animó a hablar de sus expectativas hacia adelante: “Por ahora paso a paso, queremos entrar a Play Off y luego ir paso a paso”.

Finalmente, sobre la competencia, describió: “Para mí es un torneo muy duro, me gusta esta liga, es una buena competencia, muy física, se juega bien”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram