La diferencia de apenas un voto le permitió al presidente José Luis Di Benedetto retener la conducción de la Federación Cordobesa de Fútbol, que en la mañana de hoy realizó su Asamblea General Ordinaria.

La votación (secreta de acuerdo a lo que establecen los estatutos) tuvo lugar en un espacio al aire libre (por protocolo a raíz de la emergencia sanitaria) en la sede capitalina de Duarte Quiros 911, donde Di Benedetto (Liga Regional del Sur) se impuso por 9-8 sobre el candidato de la oposición, el dolorolense Mario Molina, impulsado por el ahora ex secretario general Néstor “Pío” Beltrame.

Todo parecía indicar que el presidente no iba a tener oposición hasta que tomó la decisión de cambiar algunos cargos y dejar fuera de la Secretaría General a un histórico como Néstor Beltrame, quien al enterarse de la acción y con poco tiempo para juntar voluntades armó un frente opositor, al que no le alcanzó para ganar aunque estuvo muy cerca del objetivo.

La Liga Villamariense de Fútbol retornó a las asambleas de la Federación a través de Darío Ranco, quien condujo la FCF entre 2001-2013 y por dos años (1998-2000) fue titular de la Liga Villamariense de Fútbol, donde hoy es presidente honorífico.

José Luis Di Benedetto estará acompañado desde la primera vicepresidencia por Hugo Cepeda (Liga Cordobesa de Fútbol) y desde la segunda por Sandro Aguilera (Laboulaye).

El nuevo secretario general será Walter Mellano (Liga Béccar Varela) y el prosecretario general Raúl Mendoza (Punilla). La tesorería estará a cargo de Walter Farigliano (Liga Independiente) y protesorero será Héctor Beltrán.

Un dato no menor es que Néstor Beltrame viene desempeñándose como Delegado Federal de la Región Centro ante el Consejo Federal de la AFA, en tanto que Mario Molina es el asambleísta de la FCF ante el organismo afista.

Print Friendly, PDF & Email
instagram

Facebooktwitter