El club 9 de Julio de Las Perdices está creciendo. Esta vez, no se trata de infraestructura, ni tampoco de la incorporación de nuevos elementos para la práctica del básquet.

El crecimiento viene de la manos de la niñas, adolescentes y mujeres que ahora tendrán la posibilidad de practicar este deporte sin necesidad de tener que dejar el pueblo.

Un proyecto que elaboró Facundo Salas, entrenador de 9 de Julio, a cargo desde hace dos años las categorías Pre Mini, Mini y U13, tomó forma y terminó de cristalizarse cuando se hizo interinstitucional, ya que involucra también a la Municipalidad y a la escuela secundaria.

Salas contó que todo surgió luego de haber tenido ya algunas experiencias en el club con niñas que jugaban “porque es mixto hasta los 13 años”. El problema surgía cuando superaban esa edad y ya no podían seguir haciéndolo de forma competitiva.

“Ante esto, muchas chicas dejaban de jugar o directamente no querían jugar con varones”, mencionó el “profe”. Por eso es que “analizamos la cantidad de población de chicas que hay en el pueblo y junto al municipio decidimos hacer un trabajo coordinado con el secundario”.

“En la escuela había un interés real de las chicas por el básquet y elaboramos un proyecto, se lo presentamos al municipio y fuimos a hablar a la escuela para hacer una inscripción. En un principio fueron 27 chicas que se sumaron y quedó abierta la invitación para las que se quieran sumar después”, destacó.

Ya con las chicas en la cancha, Salas se refirió a los objetivos. “En el corto plazo es simplemente ofrecer al pueblo una actividad deportiva que las chicas. Queremos masificar la actividad”, comenzó aclarando.

Luego, a mediano plazo, es que “9 de Julio pueda participar de los torneos femeninos, porque creemos que la competencia puede ser un estímulo interesante que solo ir a entrenar”.

Finalmente, a largo plazo, “pensando en el año que viene si esto se sustenta en el tiempo, es crear una escuelita de Mini básquet, para menores de 12 años, con las dos escuelas primarias para que sumen también para conformar una base de jugadoras para trabajar a futuro”.

Salas está entusiasmado y afirma que “el proyecto es serio” por lo que invita a las chicas “a que se sumen, a que salgan del sedentarismo propio de la edad y vengan a jugar al básquet”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram