Christian Romero ya volvió a casa.

Con el ADN del fútbol Argentino, asumió el lunes y no dudó en dejar en claro una vez más sus convicciones: “Jugar bien al fútbol. Eso es lo que siempre vamos a intentar a hacer en cualquier cancha, y ante cualquier rival. Es muy pobre para un DT pensar sólo en ser campeón. Hay que dejarle algo al club, un proyecto para que todas sus divisiones, incluso desde el baby, jueguen y sientan de idéntica manera el fútbol, pero además hay darle algo al jugador. Dotarlo de mayores herramientas y enseñarle más cosas de las que sabe. De esa manera puede crecer el jugador, el club y el DT”.

Acompañado por Alexis Zegatti como ayudante de campo, con Julio Gastaldi completando el staff, y el preparador físico Juan José González (el profesor Claudio Filippa está con la reserva), el “lobo” se apresta a disfrutar de su primer experiencia a nivel nacional. “Lo más parecido fue aquel Provincial en el que fuimos subcampeones al perder la final en el Kempes con Ross. Sé lo que motiva al jugador, a la gente, y lo que despierta en el dirigente y lo que crece el club. Es muy importante, pero lo más importante es tener un proyecto, ejecutarlo y respetarlo para volver a la fuente y no perder nunca la identidad y el sentido de pertenencia”.

– ¿Qué sintió al volver a Argentino?

– Es muy gratificante, volver a este club, con jugadores y gente que conozco de tantos años. Sé que mi responsabilidad es doble y se lo dije a la cabeza del club que es Mario (Cortez), que al confiar en mí para esta ocasión, ratifica que hicimos bien las cosas, y que el proyecto sigue.

– Desde que era jugador soñó con jugar un torneo nacional con Argentino…

– Sí, la verdad es que es un campeonato hermoso, y una gran posibilidad para los jugadores, todo un premio que los dirigentes les dan. Es un crecimiento para la institución. Disfrutaremos e intentaremos hacer de este torneo lo más extenso posible, porque eso significará que estamos clasificando. Para que no sea una experiencia corta necesitaremos 20 jugadores en condiciones de jugar, hacer una pretemporada muy buena que ya hemos planificado con el profesor Juanjo, y encarar con la mayor seriedad y profesionalismo posible para llegar bien lejos.

– El torneo Federal “C” comienza el 28 de enero. Inició el trabajo con 2 meses y medio de anticipación.

– Sí, porque están las fiestas de por medio, y hay jugadores que necesitarán y merecen vacaciones. Armaremos una linda labor de pretemporada para que todos lleguen a punto, y podamos jugar varios partidos amistosos, y llegar bien ensamblados como equipo al torneo. Es un lindo torneo, pero no hay que regalar nada, porque si no se hace corto y sufrido.

– Es todo un desafío saber si Argentino puede jugar un torneo superior.

– Sin dudas hay que estar bien preparados. Hay tiempo, pero no para perder. No se puede improvisar nada. Hay que estar físicamente a la altura, y hacer mucho fútbol para llegar con un funcionamiento bien aceitado. Sabemos lo que queremos, y en dos partidos te podés quedar afuera. No podemos dar ninguna ventaja.

– En la presentación se reencontró con los jugadores que en su mayoría formó desde las inferiores.

– Sí. Nos conocemos bien, y saben que no me gusta hablar tanto, sino entrenar. En el fútbol los rendimientos oscilan, suben y bajan. Hay que pulir detalles colectivamente, y sacar lo mejor de cada uno, para que sigan creciendo. Están ante un torneo que exigirá su mejor nivel.

– ¿Los vio jugar en la Liga?

– Sí, observé los últimos partidos porque ya había acordado mi retorno. Se quedan casi todos, y necesitaremos 5 ó 6 buenos refuerzos que le otorguen más jerarquía al equipo. Veremos los que vuelven, los que siguen y los que necesitamos sumar.

– ¿Refuerzos de la Liga?

– Refuerzos. Ya hablé con algunos de la Liga, no con otros que están jugando las semifinales (Ayrton Páez, Matías Rojas, Emiliano Rodríguez, y entrenó el santafesino Molina), y veremos cómo están los que vuelven (Carlos Jacobi, Facundo Ledesma, Gonzalo Ñáñez y Gonzalo Negro).

– Con su regreso: puede cambiar el esquema, pero el estilo no varía…

– No. El sistema es el mismo, los “números de teléfonos” dependen del rival y del partido, pero tenemos un estilo, y es el que me gusta, con el que se han formado estos chicos, y buscaremos jugadores aptos para poder desarrollarlo.

– Su padre (Carlos) decía que la cancha de barrio Santa Ana era una pista de aterrizaje de jugadores. ¿Usted en barrio Nicolás Avellaneda probará futbolistas?

– (Sonríe) No, “Cholo” ya hizo el trabajo sucio durante muchos años. Yo recibí una base y me tocó hacer un trabajo más limpio. Vamos a elegir 5 ó 6 jugadores puntuales, y se están ofreciendo un montón. No descarto a nadie, y no soy necio: es un torneo superior y necesitaremos más jerarquía para rodear a nuestro plantel.

– Por la fecha en que se juega el Federal “C”, habrá muchos “desocupados” del torneo Federal “B”. Apelará a algunos que juegan en Alumni…

– Tengo que ver el nivel de los nuestros, a los que conozco. Si me preguntan si conozco a los jugadores de Alumni, les digo que sí, y hay muchos que pueden jugar este torneo, pero para ser sinceros, al primero que pedí y me gusta como juega, y sé que se adaptaría perfectamente a lo que quiero en Argentino es el delantero Leandro Martínez. Ese jugador es diferente, y marcaría mucha diferencia en mi equipo, por su forma de moverse. Yo sé que el jugador de Alumni se prepara en forma especial, pero hay muchos buenos jugadores en nuestra Liga, que también están a la altura para jugar un torneo Federal “C”.

– ¿Ya lo pidió al “Flaco” Martínez?

– Sí. Están esperando que termine con Alumni, e intentaremos sumarlo.

 

Nota de Edgar Scauso publicada en Puntal VM        

Print Friendly, PDF & Email