Fabián “Vasco” Arburúa se retiró del arbitraje a nivel asociativo al dirigir el último encuentro de la final del Torneo Regional Centro República de mayores entre Unión Central y Bell, donde fue reconocido por la Asociación de Basquet de Villa María.

Veinte años de trayectoria deja como legado. “Son 20 años de arbitraje adentro de la cancha y me retiro en Unión Central, un club donde he jugado, con Pancho Elsener, que fue quien me dio el curso y con Maxi Moral, de quien soy el padrino arbitral”, comentó.

Arburúa confesó que “cuando inicié no me imagine tener esta carrera” y contó que “uno empieza la actividad y nunca cree que los años van a pasar; de los 18 años que soy federativo dirigí 17 Ligas Provinciales de mayores por lo que creo que mi tarea ya está cumplida y hay que darle paso a los que vienen abajo”.

Consultado sobre qué significa el arbitraje para él, el “Vasco” dijo que “son muchas cosas que a uno le pasan por dentro y cuando se lleva el básquet en la sangre es difícil de explicar, esto me fue gustando cada vez más hasta llegar a apasionarme”.

Finalmente, a los 49 y solo con la Liga Provincial de Mayores por delante previo al retiro absoluto, destacó que “la mayor satisfacción es que me llevo varios amigos para siempre, muchos compañeros entrañables, dentro y fuera de la cancha”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwitter
instagram